Injusticia por la vida

on

Judge and gavel in courtroom

Parece contradictorio el titulo, o más bien muy poco claro, pero es justamente ese nivel de confusión el que me ha llevado a saber que es un gran número de personas, en especial mujeres, puede mantener una corriente con un basamento político de anti natalidad. Es muy duro juzgar siempre hay que saber que hay detrás de todo. Las mujeres han tenido que sobreponerse a la cantidad de restricciones y limitación, que una sociedad de hombres han impuesto.

Aun en esta época se siente y se observa la discriminación laboral femenina por el hecho de posibilidad de natalidad, con la terrible sensación de muchas mujeres de sentir que no quieren tener hijos, e incluso renunciar a esa posibilidad, si desean ser productivas y exitosas en el ámbito laboral, esto también apañado por terribles políticas que apoyen a la maternidad, natalidad y la familia. Como se puede pedir una mejor sociedad si se están reglamentando la falta de valores.

Sin intención de victimizar a nadie, pero las mujeres han tenido que enfrentar duras situaciones, no tanto para algunos países como para otro donde la actuación de las mujeres parece ser una ofensa para los hombres. Algunos cerrajeros en Barcelona han dado muestra de que esta situación debe cambiar cuando han ofrecido sus servicios a aquellas mujeres que han sido víctimas de sus parejas y que necesitan un nuevo nivel de seguridad de sus casas, atender esta vulnerabilidad y además ofrecer los servicios cerrajeros en badalona y recomendaciones de forma gratuita es un gran ejemplo.

A un se nota en un ambiente de trabajo dominado por los hombres que las mujeres se deben hacer sumisas para superar dichos ambientes, haciéndoles constantes atención al entrometimiento en asuntos de hombres. Optar por trabajos en las cuales los hombres consideren aceptable, porque de lo contrario su viacrucis para lograr los objetivos puede ser aun mayor que las de un hombre. Lamentablemente algunas mujeres han optado por renunciar a un don celestial de traer vida al mundo, por la falta de justicia impartida por los hombres, pero no solo por los varones.

Increíblemente hay otras mujeres, que suelen aceptar gustosamente estas inadecuadas conductas y no solo eso, sino consentir las actuaciones de exclusión y violencia, estando ellas mismas sometidas a tales injusticias. ¿Quién puede tener la razón? Se puede comenzar por la idea que la violencia nuca es el camino correcto, que las mujeres somos parte de la otra mitad del género humano, pero que por condición divina tenemos una responsabilidad distinta a la de los hombres.

Con esto no se quiere decir que no se puedan asumir los mismos retos, no es cuestión de hacer lo que otros hace sino saber que puedes hacerlo o no cuando tu lo desees, no hay que dejar que el miedo las invada, y la sola idea de pensar que no pueden lograrlo las haga desistir, pero tampoco es correcto romper con tu naturaleza, hay que seguir en una lucha por romper con estos paradigmas errados, para tener una mejor sociedad, ¿porqué eso es lo que realmente queremos, o no?