Buscar la justicia te hace estar en paz

on

Muchas veces caemos en un abismo existencial, ya que vivimos en un mundo en donde la paz es una ilusión, y la justicia, un amor platónico, pero la realidad es que aunque todo el sistema en el que convivimos este corrompido, debemos tratar siempre de buscar la justicia, ya que esta es necesaria para poder estar con nosotros mismos.

Es cierto que no somos jueces para juzgar a los demás, pero esto no quiere decir que no enfrentemos la realidad de que hay personas que no hacen lo que se debe hacer, y mas aun cuando nos generan daños, como es el caso de la delincuencia, ya que aunque estos tengan razones para hacer lo que hacen, nosotros tampoco debemos facilitar sus actividades, por ello es importante invertir en seguridad para estar protegidos, para lo cual es importante contra con ayuda de los cerrajeros montcada i reixac calificados de su comunidad.

En la actualidad los cerrajeros nos puedan ayudar mucho en todo lo referente a la seguridad y es que hay que estar prevenido, ya que aunque tu seas una personas que trata de cumplir todas las leyes y de ser un ciudadano justo, esto no te hace exento de ser victima de robo, así que hay que estar prevenidos, ya que de esta forma evitamos pasar por estos hechos desagradables, los cuales no implican solo el perder bienes, sino también de denunciar, y esto es algo un poco molesto.

Aunque los que creemos en Dios sabemos que no hay que devolver mal por mal, lo cual es muy difícil de cumplir, muchos lo logran hacer, pero es algo realmente difícil de cumplir, ya que siempre estamos juzgando, señalando al otro, esto sin entender razones, y la realidad es que no nos gustaría que cuando cometemos algún error nos juzguen de forma tan estricta como nosotros muchas veces lo hacemos, y es que el juzgar no nos hace sentir mejor.

Es cierto que hay que buscar la justicia para poder vivir en paz, pero se trata de que tu actúes de forma justa, y en relación a juzgar al otro, de eso que se encarguen quienes legalmente estan constituidos para ellos, o Dios, quien es el único que tiene poder para ello, y es que si queremos juzgar a otra personas debemos hacerlo siempre y cuando no tengamos defectos, y sabemos que eso es imposible.

Aunque tengamos muchas virtudes, también podemos tener defectos, y estos muy graves, lo cual nos limita a ser jueces, por eso no debemos ser tan duros y condenar al otro, ya que el otro también puede que tenga sus razones para haber actuado como lo hizo, así que lo primero es el perdón, el cual es lo primero, ya que cuando evitamos el rencor y evitamos hacer justicia nosotros mismos, entonces estaremos en paz.

Actuar justamente también es no juzgar, y es que esto es algo difícil de comprender, ya que como seres humanos, egoístas que somos, siempre pensamos en relación a lo que queremos a lo que nos duele a nosotros, y no pensamos en relación al otro.